Un hombre llamado Otto: por qué merece ser nominado al Oscar

Se han anunciado los nominados a la 95ª edición de los Premios de la Academia. Como de costumbre, muchos artistas se sienten honrados de ser preseleccionados, y definitivamente hay algunos grandes contendientes que merecen un vistazo. Sin embargo, como es habitual, no todos están en la lista final, y esto no significa que la película, su producción o sus actuaciones no sean dignas de un Oscar. En la lista de este año, probablemente el competidor más desafortunado fue Un hombre llamado Ottouna película protagonizada nada menos que por el querido Tom Hanks.

Seguramente, con competidores que presentan mundos alienígenas. o mensajes poderosos sobre la guerra, Un hombre llamado Otto parece una historia más simple. Sin embargo, no debemos dejarnos engañar por los efectos visuales y la parafernalia, ya que la nueva película de Hanks es una historia conmovedora que trata más que cuestiones superficiales. La discriminación por edad, el avance de las grandes empresas inmobiliarias sobre los propietarios y la inmigración son solo algunos de los temas delicados que la película muestra brillantemente, y aunque es comprensible que la Academia tenga sus criterios al seleccionar a los nominados, la película tenía sus sólidos argumentos a favor. una nominación

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Mezclar temas complejos con narraciones alegres
  2. Las actuaciones merecen reconocimiento

Mezclar temas complejos con narraciones alegres

Un hombre llamado Otto, con Tom Hanks sony

Como se mencionó, los temas en la película no son leves. Tom Hanks interpreta a un hombre gruñón llamado Otto, atrapado en una depresión silenciosa que se manifiesta en forma de ira. Retirado en contra de su voluntad, viviendo sin relaciones valiosas, el hosco hombre lleva una vida sin sentido, algo que lamentablemente podría ser el caso de muchas personas mayores. El suicidio también es parte de la historia, representado de una manera humorística pero respetuosa, que muestra cómo una pizca de risa a veces puede aliviar ciertos temas.

La propiedad y la propiedad son parte de la película. No hace mucho, aunque con una perspectiva muy diferente, Tierra de nómadas abordó el tema de la seguridad en el hogar y vivir sin un lugar permanente, obteniendo una nominación para ello. Nuevamente, a pesar de ser tratados de manera diferente, es claro que ciertos temas sí generan un impacto en el comité de nominaciones de los Premios de la Academia.

Por último, pero no menos importante, la vida del personaje principal cambia por completo cuando se muda un nuevo vecino. El personaje en cuestión se llama Marisol, interpretada por Mariana Treviño, esposa y mamá de dos hijos, y esperando un tercero, que acaba de mudarse de un país centroamericano. La inmigración desde la frontera sur es otro tema clave que suele llamar la atención de la Academia, y esta película hace un gran trabajo al mostrar un aspecto diferente en lugar de las complejidades de la inmigración ilegal, que es una toma interesante que vale la pena filmar.

Las actuaciones merecen reconocimiento

Un hombre llamado Otto, Mariana Treviño y Tom Hanks sony

Nadie discutiría las habilidades de actuación de Tom Hanks. Solemos verlo en papeles donde su personaje es un hombre adorable, generando una empatía instantánea entre los espectadores. Esta vez, Hanks toma un papel menos afable que, por supuesto, crece a lo largo de la película, pero comienza como un anciano amargado que parece merecer todos los aspectos desafortunados de su vida. Hanks maneja el papel con la absoluta sencillez a la que el público está acostumbrado y ofrece una actuación emocional que puede dejar caer una lágrima o dos, algo que suelen provocar las actuaciones nominadas al Oscar.

Sin embargo, la verdadera sorpresa aquí es Mariana Treviño. La audaz personalidad de Marisol cobra vida brillantemente en la pantalla grande cuando esta actriz salta perfectamente del español al inglés. El personaje es una mujer que ha pasado por momentos difíciles en la vida, y mucho menos el hecho de ser inmigrante en Estados Unidos, y transmite esa personalidad compleja sin un guión que dé demasiados detalles de su pasado.

Su actuación es creíble y conmovedora, y muestra que el cariño es lo que marca la diferencia cuando se trata de injusticia. El personaje de Teviño prácticamente invade la intimidad de Otto, en parte por su personalidad, pero sobre todo porque muestra una clara intuición del dolor de las personas que la rodean. Al final, es la historia de dos adultos que se necesitan sin forzar ningún tipo de relación sentimental, y Treviño, sin tener las credenciales de Hanks, demuestra química increíble con éldejando a la audiencia con la esperanza de verla en más papeles en el futuro.

Un hombre llamado Otto hizo un gran trabajo al reunir todos los elementos que hacen que una película sea digna de una nominación al Oscar. Tiene un buen guión, una cinematografía sólida y actuaciones conmovedoras que probablemente fueron el elemento más pasado por alto en términos de nominaciones. Tal vez una nominación a Mejor Película hubiera sido demasiado si nos basamos en los contendientes de la lista (aunque debería haber tenido sus posibilidades). Claro, no hay guerra, homenajes al cine clásico u otros temas clásicos o candentes que generalmente hacen el corte, pero marcó muchas de las casillas de la Academia. Es seguro decir que, aunque la película no ha recibido elogios hasta el momento, ha abierto un nuevo lado de Tom Hanks que esperamos volver a ver y, lo que es más importante, nos presentó a muchos de nosotros a la talentosa Mariana Treviño.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, se acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador. CÓMO CONFIGURAR