Por qué La batalla de Argel a menudo se considera la mejor película de guerra jamás realizada

La guerra es un evento que evoca muchas emociones. Por un lado, la guerra y sus múltiples representaciones pueden resaltar el orgullo, la camaradería entre los soldados y las ideas de libertad, sacrificio y lucha por algo más grande que uno mismo. La guerra, sin embargo, es una experiencia catastrófica en su esencia, que huele a muerte, abuso y corrupción.

Como ocurre con cualquier otro acontecimiento de la vida, la guerra se ha representado en las películas desde la época privada. transmisión de la Batalla de Volo en 1897. Desde entonces, las películas de guerra han tenido un éxito monumental en las taquillas internacionales y han recibido críticas brillantes. Una de las mejores y más queridas películas de guerra logra combinar ambas perspectivas de la guerra, ilustrando la camaradería y el sacrificio pero también el horror absoluto.

La batalla de Argel sigue el Movimiento de Independencia de Argelia de finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, en el que los ciudadanos argelinos lucharon contra el dominio colonial del ejército francés sobre el país; esto culminó en la batalla titular en 1962, en la que se estima que murieron más de un millón de personas. Dirigida por el cineasta italiano Gillo Pontecorvo, la película épica todavía tiene la reputación de ser muy celebrada por sus representaciones de la guerra en múltiples facetas.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Capturando la verdadera historia de la guerra en todos los frentes
  2. Argel más allá de la guerra
  3. Argel en imágenes
  4. ¿Por qué es importante la batalla de Argel?

Capturando la verdadera historia de la guerra en todos los frentes

La batalla de Argel (1966) magna

Muchas películas de guerra tienden a centrarse en una sola perspectiva: los estadounidenses, los británicos, quien sea. Si hay otras perspectivas presentes, a menudo se las presenta como inferiores, jugando con la dicotomía moralista siempre tan presente entre el bien y el mal. El público camina junto a los argelinos y su homólogo francés en La batalla de Argelpero las representaciones de los ciudadanos franceses no se comparan con las de los argelinos, y los primeros actúan como un grupo de transeúntes.

En comparación, los revolucionarios argelinos tienen toda su vida en la cámara. No solo hay un claro deseo de victoria, sino que se documenta la vida cotidiana en Argel. Adultos y niños por igual han encontrado la forma de sobrellevar la presencia colonial en su tierra; sin embargo, el afrontamiento no es una solución sino más bien un vendaje que cubre los problemas bajo la superficie y los oculta a plena vista.

La camaradería entre los argelinos no existe únicamente para resaltar un contraste entre las vidas de los dos lados, ni existe únicamente para representar una unidad recién descubierta. En cambio, la lealtad unida entre los argelinos se siente natural. El peso de la independencia recae fuertemente sobre los soldados. Sin embargo, el diálogo entre los personajes y el tono que lo acompaña sugiere que el vínculo dentro de la comunidad argelina es eterno en lugar de inventado en el impulso del momento.

Argel más allá de la guerra

La batalla de Argel (1966) magna

La guerra de independencia de Argelia es solo uno de los muchos conflictos relacionados con la descolonización. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos de los otrora formidables imperios occidentales comenzaron a declinar. Las atrocidades que ocurrieron en África y Asia fueron demasiado impactantes como para simplemente ignorarlas. Gran Bretaña y Francia en particular eran muy conscientes de que carecían de la mano de obra y el capital para reforzar su control sobre las colonias rebeldes.

Qué La batalla de Argel logra es presentar al público una historia que contiene la máxima autenticidad. Desde la decisión de incluir locales en la película hasta las representaciones desgarradoras y precisas de la opresión colonial y la subsiguiente resistencia, la película fue el ejemplo más cercano que tiene el público de una recreación perfecta. Algunos incluso pensaron que era un documental en ese momento.

Si bien algunos pueden haber sido escépticos sobre la decisión de lanzar argelinos no profesionales, finalmente valió la pena. Los lugareños estaban vivos para presenciar La batalla de Argel en sí, junto al movimiento independentista en todo el país. Por lo tanto, cualquier necesidad de realizar sentimientos de ira, duda o frustración habría sido innecesaria. Los lugareños presentes no solo representan al FLN, o la resistencia argelina, sino que a través de la película se convierten en uno de los muchos símbolos de la descolonización y el poscolonialismo en la literatura y los medios mundiales.

Argel en imágenes

La batalla de Argel (1966) magna

Junto al importante discurso que ha dado a luz la película, La batalla de Argel también ha sido elogiado por sus elecciones estilísticas. Imitando un noticiario o un documental, Pontecorvo y Marcello Gatti experimentaron con las distintas tomas realizadas. La película se encuentra en un lugar único entre una plétora de formas de medios: el documental, el drama y el programa de noticias, haciendo uso de su híbrido único para ofrecer escenas intrigantes y diálogos significativos. Debido a la experiencia de los actores con el movimiento de independencia y con lo reciente que era la guerra en ese momento, cada escena se siente demasiado real para descartarla como ficción o una película de guerra apresurada.

Además, el uso de la música complementa el estado de ánimo de cada escena. Una escena memorable incluye a las revolucionarias del FLN planeando su ataque. A medida que la película guía al público a través de los pasos necesarios que toman las mujeres, suena música tradicional argelina de fondo. En lugar de que el instrumental sirva como un interludio estereotípico, acentúa aún más la ambición de independencia en la sala con los jugadores activos.

¿Por qué es importante la batalla de Argel?

La batalla de los soldados de Argel 1966 película magna

la batalla de argel no es una película de guerra más. Ha logrado la rara hazaña de dar voz a los oprimidos sin desinfectar por completo la perspectiva argelina. Los directores buscaron capturar los eventos bajo una luz neutral y aunque eso significó rechazar el guión inicial, la batalla de argel aún se las arregla para enmarcar el movimiento de liberación como una represalia al violento imperialismo francés, lo que llevó a que la película fuera prohibida en Francia hasta 1971.

La película no retrata al FLN como insensato o salvaje, sino que habla de una discusión más amplia sobre las personas de color y las comunidades indígenas que luchan contra la deshumanización en la que se basaron los imperios occidentales para colonizar grandes franjas del mundo.

Desde su estreno, la película ha sido celebrado por los revolucionarios, críticos de cine e incluso miembros de gobiernos mundiales. Desde la descripción de la guerra de guerrillas urbana hasta las contribuciones que la película brindó a las discusiones existentes sobre la descolonización, la batalla de argel sigue siendo un clásico atemporal cuyos mensajes permanecerán inmortales debido a las muchas decisiones tomadas en el fondo y en la vanguardia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, se acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador. CÓMO CONFIGURAR